MINISTERIO DE PLANIFICACIÓN Y FNDR INICIAN LA FASE DE EJECUCIÓN DEL FARIP

Con la firma del contrato entre el Ministerio de Planificación del Desarrollo (MPD) y el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) se dio inicio a la fase de ejecución del Fideicomiso de Apoyo la Reactivación de la Inversión Pública (FARIP), creado por el Gobierno con un monto de dos mil millones de bolivianos, recursos destinados a apoyar a Entidades Territoriales Autónomas (ETA) a ejecutar sus proyectos de inversión.

La ministra de Planificación del Desarrollo, Gabriela Mendoza Gumiel, y el director general ejecutivo del Fondo Nacional de Desarrollo Regional FNDR, Edson Valda Gómez, suscribieron el contrato de Fideicomiso este lunes en un acto que contó con la participación gobernadores y alcaldes de los diferentes departamentos, además de representantes del sistema asociativo municipal.

En la oportunidad, la ministra de Planificación, Gabriela Mendoza, explicó que el FARIP es resultado de un diagnóstico financiero realizado por el Gobierno nacional en 2020, a raíz de la grave recesión económica sufrida en 2020 que provocó la paralización de la inversión pública. Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM-Bolivia), Enrique Leaño, que participó de la firma del contrato, resaltó la política económica asumida por el Gobierno nacional para reactivar la inversión pública y alivianar la “grave situación” financiera por la que atraviesan los gobiernos subnacionales.

El FARIP fue creado mediante Ley N° 1389 con recursos provenientes del Tesoro General de la Nación, los mismos que por encargo del Ministerio de Planificación del Desarrollo, en su calidad de fideicomitente, serán administrados por el FNDR como fiduciario. Según el Decreto Supremo 4575 los recursos de este fideicomiso serán destinados a financiar las contrapartes locales de proyectos de inversión pública, que cuenten con financiamiento externo y/o interno que sean ejecutado de forma concurrente con el nivel central del Estado.

Entre las condiciones de financiamiento del FARIP se tiene una tasa de interés de 2% anual y un plazo para la devolución de los recursos de, hasta, 18 años incluido un periodo de gracia de dos años. Los préstamos son otorgados en bolivianos, la amortización es semestral y la estructura es 100% crédito.

Podrán acceder al FARIP los gobiernos autónomos departamentales, gobiernos autónomos municipales, gobiernos autónomos regionales y gobiernos autónomos indígenas originarios campesinos entidades que deberán enviar al Viceministerio de Inversión Pública y Financiamiento Externo (VIPFE) sus solicitudes.

El VIPFE priorizará los proyectos y enviará la lista al FNDR, instancia que solicitará a las ETA la presentación de tres requisitos: una carta de solicitud de financiamiento, Resolución del Concejo Municipal o de la Asamblea Legislativa Departamental que autoriza y/o homologa la firma del contrato de financiamiento y el Registro de Inicio de Operaciones de Crédito Público. Verificada la documentación, las solicitudes pasan a consideración del Comité de Financiamiento del FNDR para su aprobación y posterior firma del contrato, para pasar a la fase de ejecución de los recursos, que deben ser solicitados por los sujetos de financiamiento de acuerdo a lo establecido en el reglamento operativo.

Posteriormente el FNDR gestiona ante los ministerios de Planificación del Desarrollo y de Economía y Finanzas Públicas la modificación presupuestaria y la transmisión efectiva de recursos para proceder a desembolsar los fondos solicitados, vía SIGEP, a cuentas de las empresas adjudicadas.

Las ETAs son las responsables tanto de la solicitud de desembolso como del uso adecuado de los recursos y que el FNDR no revisa ni verifica el avance obras: la supervisión, fiscalización y gestión administrativa referente al proyecto es responsabilidad de la ETA o de la entidad ejecutora.

La Paz, septiembre de 2021

Comentarios cerrados.